Compra los mejores Correctores de Espalda del Mercado

Una buena postura es esencial para una buena salud musculoesquelética. Cuando la columna está correctamente alineada a través de una buena postura, permite un apilamiento adecuado de sus huesos, músculos y ligamentos. En cambio las malas posturas pueden ejercer presión sobre los músculos y las articulaciones, lo que puede ser doloroso y causar lesiones en todo el cuerpo. Si estás intentando corregir tu postura estás en el lugar indicado. Descubre las ventajas y los inconvenientes de los mejores correctores de espalda del mercado.

¿Qué es un corrector de postura?

Los correctores de postura son, en su mayor parte, dispositivos portátiles que brindan una estructura de apoyo y correctiva a su postura para alinear su columna y en alguna medida construir vías entre la mente y los músculos que lo ayudan a mantener una postura saludable y, como resultado, evitar condiciones o lesiones que pueden surgir de una mala postura.

Por qué es importante una buena postura

Probablemente hayas escuchado acerca de los muchos beneficios de tener una buena postura. No solo le permite desarrollar fuerza en las áreas de su cuerpo que experimentan el dolor más crónico, sino que también ayuda a reducir la tensión en su cuello, hombros y espalda superior.

Aunque una buena postura también puede:

  • Aumentar tus niveles de energía.
  • Ayudarte a respirar mejor.
  • Te permite mantener la forma adecuada al hacer ejercicio.
  • Reduce la posibilidad de sufrir lesiones al realizar actividad física.
  • Te hace lucir más alto.

Definitivamente mantener una buena postura contribuye a su bienestar general y a la facilidad para realizar las actividades diarias. Para ayudar con esto, muchas personas encuentran alivio con un corrector de postura.

¿Qué debo buscar en un corrector de postura?

Existen diferentes tipos de correctores de postura. Algunos son correctores físicos, como aparatos ortopédicos, que mantienen alineados los hombros y la espalda. También hay aplicaciones y dispositivos en el mercado que ayudan a enviarle pequeños recordatorios para que deje de encorvarse.

Busque un corrector de postura que sea cómodo, flexible que no fuerze a su cuerpo a adoptar una posición que le cause dolor o malestar. Debes tener presente que si usas estos dispositivos demasiado, en particular aparatos ortopédicos físicos, sus músculos pueden volverse dependientes de ellos y debilitarse, empeorando su postura a largo plazo.

Fomenta la activación muscular

Definitivamente existen beneficios al usar un refuerzo con el soporte adecuado. Sin embargo, los refuerzos en general pueden traer algunas consecuencias. Si estás constantemente sosteniendo la columna en una determinada posición, puede hacer que los músculos de la columna se atrofien y se vuelvan perezosos.

Con eso en mente, el objetivo de un corrector de postura debe ser activar los músculos. Por eso se recomienda un aparato ortopédico suave. Te mostramos algunos aspectos a tener en cuenta:

Eficacia

Limitar su búsqueda a correctores de postura que se centren en áreas clave puede aumentar la eficacia de un producto. Alguna de las áreas de la postura que son más importantes son el cuello, la unión torácica cervical y la espalda baja.

Comodidad

No importa qué tan efectivo pueda ser un corrector de postura, si es demasiado incómodo, las personas tendrán dificultades para usarlo. Y si las personas no lo usan, el factor de eficacia se vuelve irrelevante.

Facilidad de uso

Se recomiendan correctores de postura que brinden apoyo pero que sean autoajustables para que las personas puedan ajustarlo sin necesidad de ayuda. La posibilidad de llevar una postura correcta debajo o encima de la ropa también es una característica clave a la hora de elegir el adecuado para ti.

Área de apoyo

Los correctores de postura vienen en una variedad de estilos que brindan soporte a su cuello, espalda baja o toda la parte superior de su cuerpo. Asegúrese de elegir un producto que se adapte a sus necesidades y se oriente al área que necesita más apoyo.

Los tipos de correctores de postura y cómo funcionan

Debido a que las personas pueden tener muchos problemas de postura diferentes que caen en diferentes categorías de postura, existen diferentes tipos de correctores de postura.

Los diferentes tipos de correctores de postura incluyen el corsé común para la espalda cruzado hecho con correas elásticas o ajustables, el corsé de espalda larga, el cinturón lumbar, que a menudo se combina con correas que se colocan sobre los hombros y tirantes traseros superiores moldeados. Incluso hay opciones electrónicas o aplicaciones móviles que señalan recordatorios para ayudar a los pacientes a desarrollar una mayor conciencia sobre sus posiciones encorvadas y sentadas.

También hay opciones específicas para mujeres. Si bien los sostenes regulares pueden no ser de gran ayuda para las mujeres, hoy en día sí tenemos sostenes correctores de postura que les ofrecen a las mujeres el apoyo necesario mientras hacen ejercicio o incluso en su vida diaria para evitar encorvarse.

En este artículo te explicamos con detalles el funcionamiento.

¿Cuánto tiempo debes usar un corrector de postura?

La cantidad de días y el tiempo que se debe usar un corrector de postura varía de persona a persona. Una persona puede tener una postura levemente perjudicial y está buscando una manera de recordar mantener una alineación ergonómica adecuada, o puede estar sufriendo un molesto dolor lumbar y necesitar usar un corrector un poco más para aliviar el estrés en la espalda baja y aprender a sentarse correctamente.

Se recomienda que las personas comiencen a usar un corrector de postura de 15 a 30 minutos al día durante tres o cuatro días a la semana, aumentando gradualmente los días. Es importante que se siga observando su postura cuando no se está utilizando el dispositivo correctivo, para que se pueda apreciar el propio progreso. 

¡Descubre el corrector de espalda más popular!

¿Cómo utilizar correctamente un corrector de espalda?

Todos los correctores de postura tienen sus características específicas a continuación te recomendamos los pasos que debes seguir de forma general para el uso correcto.

Afloje y desenganche todas las correas y accesorios ajustables. Luego adopte una postura derecha. En este caso una pared puede ayudarte con la alineación. Con su mejor postura adoptada colóquese el aparato ortopédico y cierre con velcro y enganche las correas para que el corrector tenga una tensión contra su cuerpo. Se recomienda utilizar alguna ropa debajo del corrector para evitar algún roce molesto.

Instrucciones de lavado

Se recomienda lavar a mano o con agua fría en la configuración de lavadora suave. Lavar a mano en agua fría con jabón suave. Retire el exceso de agua y seque al aire lejos del calor. No planche ni seque el corsé en la secadora. Con estas indicaciones va a lograr conservar su corrector por mucho más tiempo.

Artículos Relacionados

Productos Destacados